Make your own free website on Tripod.com

Arqueología de Sabaneque / SAGUA LA GRANDE

Bifaces

INDICE
Primer Sitio
Primera Excavación
Primera Expedición
Arqueologia de los Zanjones
Primeros Sitios del Mogote
Cayo Jorajuría
Red Hidrográfica
Malpáez
Quemado de Güines
Carahatas
Rancho Veloz
Corralillo
Calabazar de Sagua
Cayos de Sabaneque
Bifaces
Videos Exploraciones

BIFACES

tt-hachasdemano-bifaces--.jpg

EN EL PALEOLITICO DE SAGUA

tt-sagua-bifaces1.jpg

 

    Nuevos descubrimientos en el Territorio Indio de Sabaneque nos indican el enorme interés que acumula cada día nuestra Villa del Undoso y sus alrededores donde ya algunos arqueólogos norteamericanos ponen su atenta mirada.

 

    En el año 1976 durante una exploración arqueológica en la zona de “El Júcaro” (Río Sagua La Grande) nos sorprendió una pieza de silex a cuyo tamaño no estábamos acostumbrados. Habíamos colectado infinidad de pequeñas piezas de nuestros aborígenes sagüeros y habituados a la su industria del “MICROSILEX” , nos sorprende este nuevo “MACROSILEX” del río Sagua que se salía de una lógica establecida por la Escuela Arqueológica Caribeña” (Ver Capítulo de exploraciones  por el río Sagua). Por primera vez poníamos en duda la datación más antigua que teníamos estimada en unos 2 mil años para así comenzar a “estirar” la antigüedad de nuestra prehistoria hasta los 8 mil años, estimación de la época para un caso similar conocido como “El Hombre de Seboruco”, en la provincia de Oriente, Cuba.

tt-sagua-bifaces2.jpg

No obstante de estas rectificaciones cronológicas de nuestros antepasados el límite finalmente ha quedado establecido en unos 10 mil años como la mayor antigüedad para para los primeros habitantes de la Isla de Cuba. Pero el asunto comienza a complicarse con unas interesantes hachas de mano que están apareciendo en los alrededores de la región sagüera y que nos dejan muy confundidos por tratarse de una industria desaparecida hace más de 70 mil años…

 

   Nos asombra la presencia de enormes Bifaces en Cuba que solo nos recuerdan al paleolítico europeo (los bifaces tempranos se remontan a ¡ medio millón de años en el tiempo ¡).

    Junto a este curioso ajuar han aparecido unas “bolas de piedra” (toscamente redondeadas) que nos impresionan sobremanera al identificarlas plenamente en los catálogos del Paleolítico Inferior como los primeros instrumentos de caza a distancia que usó el hombre primitivo.

 

 

 

    En nuestras exploraciones por el sur de los Estados Unidos de América e Islas Bahamas nunca hemos tropezado con esta industria tan lejana (aunque continuamos rastreando), y en ninguna galería arqueológica se exhiben estas piezas pasadas de moda hace muchos milenios; incluso, las piezas representativas de la “Antigua Tradición del Núcleo Americano” (Core Tool) son muy recientes si se compara con los increíbles Bifaces de Sagua que se pierden en la oscuridad de los tiempos.

 

    Sin duda nos encontramos ante un misterio que solo podrá ser aclarado con la dedicación de los exploradores sagüeros que guiados por el talento de mi buen amigo Raul Villavicencio (el Villa) siguen aportando valioso tesoros para la arqueología local e internacional. Para tales efectos Villa y yo hemos acordado realizar una intensiva exploración conjunta en Cuba, Florida y Bahamas para luego comparar resultados y así analizar un posible éxodo a través del estrecho de la Florida de este extraño y antiguo hombre cubano que debió tener una gran fortaleza para manejar estas grandes y pesadas hachas bifaces mucho antes de que nuestros débiles indiecitos manejaran sus pequeñas petaloides pocos milenios atrás.

 

    Recientemente (1996) he mostrado fotos y videos de estas hachas a algunos arqueólogos e investigadores norteamericanos y estos han quedado profundamente impresionados con estos hallazgos;” por primera vez ven en américa –dicen- lo que no debía estar en américa”. Copias también las hemos enviado a Universidades americanas para que estén  actualizados con estos descubrimientos que en ocasiones no trascienden por motivos que conocemos. El primer medio en publicar la noticia en Estados Unidos fue la revista sagüera “El Undoso” que recientemente en su número de Abril de 1996 llegó a manos de unas 1000 familias sagüeras por el mundo. Algunas páginas en Internet también nos han publicado la interesante noticia arqueológica, pues en la propia Cuba no están apoyando plenamente a nuestros muchachos. A nuestros investigadores sagüeros se les ha acusado incluso de “haber fabricado estas piezas”, porque la mente científica habituada a un esquema le es muy difícil romperlo.

 

    Paralelo a los descubrimientos de bifaces también el grupo “Delta” de Sagua está encontrando restos de una dieta muy antigua mezclada con instrumentos líticos que pondrían la datación de nuestros primeros habitantes en épocas escandalosamente lejanas. Los hallazgos se han hecho en los fondos fangosos de casimbas o pozos naturales donde antes no se intentaban excavaciones arqueológicas. Entre la arqueología de los bifaces  y la paleontología de las casimbas se está armando el interesante rompecabezas del génesis cubano, todo esto unido a la fascinante posibilidad de que también podamos encontrar algún hacha semejante en el sureste norteamericano o en las islas Bahamas. En nuestras exploraciones por los Everglades hemos encontrado una especie de pozos naturales en los que pretendemos excavar para el futuro inmediato y comparar los resultados con los del grupo “Delta” de Sagua.
 

     Debemos aclarar no obstante que la aparición de una herramienta bifacial no muestra necesariamente un fechado definitivo para sus fabricantes locales ya que el bifaz paleolítico ha tenido imitaciones hasta nuestros días en otras partes del mundo, lo demostrativo e interesante de las pesadas hachas bifaciales sagüeras lo es el hecho que nuestro indiecito cubano de los últimos 10 mil años nunca pudo haberlas levantado con mucha facilidad, de hecho todos sus instrumentos líticos son casi unas miniaturas (industria del microsilex); la fauna cubana a cazar tenía como representante de mayor talla a la “jutía” (Capromys), un edentado poco más grande que un conejo. La dieta y los instrumentos encontrados en los miles de sitios excavados en Cuba han hecho que la arqueología antillana se haya acostumbrado a ver unos 10 mil años de hombrecillos o liliputenses llamados Taínos y Siboneyes como los primeros y únicos pobladores de la isla. Con el descubrimiento de estas grandes hachas de mano bifaciales asociadas a la dieta compuesta por una fauna de gigantes desaparecidos en un pasado remoto del archipiélago, se desmorona la idea del fechado tradicional que se le ha dado a los asentamientos antillanos y americanos, pero además introduce el concepto de “otro hombre” más antiguo, más fuerte y de mayor talla, con una industria diferente que hasta el momento no había detectado la arqueología antillana.

 

Nota: Posterior a este informe (1996) la verdad de los bifaces sagüeros se ha ido infiltrando en círculos nacionales e internacionales provocando esto que ya se les preste más apoyo a los arqueólogos sagüeros y su seriedad sea reconocida.

tt-bifaces.jpg

tt-foto_busquedasmalpaez.jpg

 

CONTADOR DE VISITANTES

copyrigh Tintin Collection 1986